Pasar al contenido principal
CERRAR

Juan David Pavas, el tubista antioqueño que pinta de sonidos el Circo del Sol

Entre la diversas historias de colombianos en el exterior, se destaca el caso de Juan David Pavas, un músico antioqueño que forma parte del famoso Circo del Sol.
Juan David Pavas, tubista colombiano en el Circo del Sol
Personajes
Foto: cortesía.
Daniel Santa

A los 10 años, Juan David Pavas comenzó a tocar la tuba en la Banda Juvenil del municipio de La Unión, en Antioquia, no porque sintiera una especial inquietud por el que, de entrada, es un instrumento inusual, sino porque era el niño más grande de la Escuela de Música y, por ende, el único capaz de sostener ese enorme caracol de metal.

Se encaprichó. Al uso de ese tierno individualismo tan propio de los infantes, comenzó a agradarle que, a diferencia de los clarinetes o los saxos, él no tuviera que compartir partitura. Tocaba solo, solito, a un lado de los demás. Nada más que una tuba es necesaria en bandas de ese calibre, y él era el único “niño diferente” que la tocaba: “era mi propio jefe”.

En el 2004, con 17 años a bordo y recién graduado del colegio, viajó hasta la Universidad de Antioquia, en Medellín, para averiguar si existía algo así como “una carrera de músico”. En provincias y pueblos son tan pocas las oportunidades y tan raras las venturosas ofertas de las artes y las ciencias, que el conocimiento del mundo exterior es equiparable al de un caracol arremolinado dentro de su concha. Pero Juan David se aventuró, preguntó, buscó el modo de presentarse a la universidad y, ¡suenen trompetas!, fue admitido.

Lee también:

La de Juan David, sin embargo, fue una experiencia especial, casi profética. Ya como estudiante de música, ya como egresado, descubrió, experimentó y jugó con los sonidos del mundo: música de cámara, jazz, popular, salsa, son cubano, porro. “Versatilidad”, dirían los maestros. En efecto: si de versatilidad se trataba, Juan David la tenía toda. Pero el “pero” de este artista tenía que llegar, y llegó: al graduarse el desempleo no brilló por su ausencia.

Juan David Pavas, un colombiano en el Circo del Sol
Foto: cortesía.

John Jairo Martínez, su primer maestro de tuba en La Unión, lo llamó y le dijo: “Mirá Juan. Yo he visto tu proceso. En el Circo del Sol están buscando alguien con tu perfil”. Y sí: el famosísimo Circo del Sol haría audiciones para tubistas de todo el mundo que también tocaran el contrabajo, el bombardino y el trombón, y que, a parte, cantaran. Juan David se preparó, envió el video de su audición y meses después recibió la noticia: “quedé en primer lugar”.

Te puede interesar:

De La Unión partió a… muchos países distintos. Tenía apenas 28 años. Allí, en el circo más grande del mundo, donde parece que los cuentos de hadas están más cerca de la realidad, le enseñaron inglés, canto lírico, expresión corporal y un largo etcétera. Son ya seis años los que ha dedicado este tubista antioqueño a soñar y sonar, muy alto, al lado de los artistas más potentes del mundo. Juan David encarna esta verdad absoluta: los genios también nacen en los pueblos.

En esta historia escucharás la viva voz de Juan David, sus anécdotas, su visión de la vida. Notarás que, como tantos que han salido, él también extraña su país, y entre todas las cosas, sus amigos. Cuatro o cinco veces al año aterriza en Colombia, pleno de felicidad, para visitar a su familia, y regresa luego al Circo del Sol, donde los espectadores creen vivir, por un momento, en el mundo de las fantasías.

Artículos Player
Player Articulos
00:00
00:00
00:00:00
Al aire
100%
En
+Colombia
Exploremos